Preparaciones

IMG_4174

Zaragoza, 7 de septiembre de 2015. Escribo «la brutalidad nunca es equilibrio» y elijo la primera imagen de la serie Memorias Migrantes Celulares, que me invento en la rentrée occidental para el mundo twitter que todo lo publica. Materiales que lanzo con forma de tweet, en medio de la vorágine (des)informativa, como terapia creativa ante la catástrofe humanitaria perpetuada, la huída masiva de personas que dejan sus lugares en guerra, Siria, El Sahara, Kurdistán o la Europa Fortaleza del capital tecnocientífico.

Como terapia ante la diáspora cultural, la pulsión cocainómana, ludópata, los suicidios sociales, la condición humana mutilada, la violencia machista, la autoridad de la bata blanca. Debajo, la fragilidad autoorganizada, la necesidad de cambio social, pensamientos y sentimientos colectivos, la existencia hecha paisaje, una leve llama de justicia social.

Estoy planificando otra aventura. Va a ser una aventura catalana. «Es que allí te entienden, verdad?», me dirá una paisana joven de la sierra madrileña. No lo tengo claro. Pero sigo caminando. Estoy planificando un laboratorio ambulante de performance y ciencias. Quiero darle la vuelta a noticias que personifican la ciencia. Como si la ciencia fuera una santa que todo nos lo puede explicar. Antes de asentir por automatismo, quizás sea interesante pensar y performar en común.

Un punto de partida: el taller de ciencia y performance titulado ENCARNEMOS LA CIENCIA que impartiré el 14 de septiembre de 2015 dentro del V Campus Gutenberg, organizado por el Observatorio de la Comunicación Científica de la Universidad Pompeu Fabra en Barcelona. Este año, en el Instituto De Educación Continua (IDEC) de la calle Balmes.

Encarnarción. Más que embodiment. Encarnar la vida, las identidades que a una le dé la gana, las luchas y las opresiones. Encarnar deseos, decisiones, experimentos propios. Encarnar pensamientos y emociones. Encarnar la teoría. Bajarla de la mente al resto del cuerpo. Bajar del ático y pisar la tierra con los pies.

Ciencia. En singular, ciencia ella que son ellos, ciencia que está en su altar, ciencia pura, casta y objetiva, ciencia virgen aureolada, esterilizada en laboratorio ISTA con moléculas clas* rac* mach* capital* y edad*. La ciencia sin plurales, en toda su construcción social y mercantil.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s